Al buscar hosting se nos presentan una cantidad de opciones donde generalmente no sabemos donde empezar, esto se complica si somos un usuario inexperto.

La amplia gama de ofertas y falta de información clara y concisa ocasiona que deleguemos el tema a algún “experto” o contratando un servicio sobrado o falto en función de los que requerimos para hacer funcionar nuestra empresa en internet.

Seleccionar un hosting no debe ser una tarea complicada. Entre los principales puntos a tomar en cuenta se destacan los siguientes:

Principales puntos a tomar en cuenta.

Espacio y tipo de almacenamiento: Este tema es el más importante; lo que mas consume espacio en un servidor son los correos electrónicos, aquí aplicaría el lema “entre más, mejor”. Sin embargo, para evitar pagar por extras que no estás usando, recomiendo hacer una lista de las cuentas de correo necesarias para iniciar tu negocio.

El tipo de almacenamiento es de suma importancia, hoy lo recomendable son los discos duros de estado solido (SSD); estos brindan lectura más rápida que los discos duros convencionales, por lo cual el acceso será más ágil.

Procesadores de memoria en mi hosting ¿Qué es eso?

Procesador y memoria. Tu página se almacena en una computadora similar a la que usas en casa u oficina, de esas características depende el tiempo que tarda en cargar tu sitio. Es importante conocer el procesador y la memoria asignada a tu sitio.

Ubicación. Es importante saber dónde se encuentra tu servidor y las personas que harán uso de tu sitio web. Aunque el internet tiene alcance global, las distancias afectan la velocidad de carga y descarga. Si tu empresa está en México te recomiendo buscar un hosting que esté (al menos) en el mismo continente.

Soporte técnico. Una empresa de hosting deberá ofrecer soporte 24/7 a sus usuarios, y el servicio no debería interrumpirse en ningún momento. Es importante que cuente con un teléfono de contacto y sistema de tickets para reportar fallas.

Estos son algunos puntos importantes. Finalmente existen otros puntos como son los respaldos, el panel de control, seguridad y herramientas de uso; de estos hablaremos en otra ocasión.

Javier Sierra

Estudió la carrera de ingeniería en sistemas computacionales, egresado del Instituto Tecnológico de Querétaro, apasionado de las tecnologías de información. Con más de 20 años de experiencia trabajando en el desarrollo de sistemas y aplicaciones en línea.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *