CAll Us: 01 800 836 71 30 Live Chat   Login

Usuarios finales en la mira de los delincuentes.

En el foro de ESET organizado a finales del año pasado, se habló sobre este tema, así mimos se dieron a conocer las tendencias que marcarán el 2016.

Las fundamentales: continuaremos viendo ataques de empresas y organizaciones en busca de su información, así como ataques y mayor regionalización del malware.

Aumenta la preocupación de los usuarios por su información y quién accede a ella. Por demás, el crecimiento del Internet de las Cosas (IoT, por sus siglas en inglés) pondrá a prueba sus defensas contra las vulnerabilidades, mientras se desarrollarán nuevas amenazas para dispositivos móviles, haciendo destacado el rol de los investigadores de seguridad.

El Informe de ESET, “Tendencias 2016: (In)security everywhere. La interconexión de las cosas”, revela que todos los dispositivos actuales son vulnerables. Y esto adquiere un mayor significado si tenemos en cuenta que 4,900 millones de dispositivos estarán conectados en 2015, y 25,000 millones lo estarán para 2020, según Gartner, explicó Pablo Ramos, Head of LATAM Research Lab de ESET, quien presentó el estudio.

Entre los problemas que enfrenta, por ejemplo, la tendencia del Internet de las cosas, se encuentran la privacidad, el login de los dispositivos, el cifrado, la interfaz web y el software en sí. El IoT sin duda será un reto para los niveles de seguridad de los dispositivos el año que está por venir.

Otro tema relevante es el secuestro en la era digital, que deja al usuario indefenso, y le permite al atacante intimidarlo. Para 2016 aumentarán los secuestros de información con el crecimiento el ciber-crimen, por la rentabilidad de los ataques, la vulnerabilidad de los usuarios y el que cada vez hay más dispositivos a atacar.

Según ESET, en los últimos 15 meses las víctimas de ransomware perdieron $15,000,000 de dólares. A esto se adiciona que la generación del malware se ha industrializado.  Estudios recientes indican que más de 1,900 ataques generaron en promedio $7.7 millones de dólares de perdida. Las cifras son alarmantes.

En 2015, explica Ramos, se detectaron más de 2,000 familias de malware para Android y 30 para IOS. Hoy es una tendencia en aumento. “Nosotros como empresa de seguridad no tenemos que fallar nunca, pero por otro lado el atacante solo necesita ser exitoso una vez para poder entrar a la información de las empresas. Puede hacerlo engañando al usuario, infectando un sistema, obteniendo una credencial de acceso, esperando…, el ciber-criminal tiene todo el tiempo del mundo para acceder a las credenciales que necesita para su ataque, persistiendo hasta obtener lo que realmente fue a buscar”.

About the Author

Leave a Reply